SPA, un lugar de salud

En la actualidad, se ha incrementado el número de spas. Seguro que cerca de donde vives tienes la oportunidad de poder ir a uno de ellos. Quizás pienses que la gente está queriendo alcanzar lujos que no pueden tener pero, te aseguro, que no es esa la razón por la que los spas están proliferando.

El ritmo de vida vertiginoso que lleva una gran mayoría de la población no está aportando nada bueno a la salud física y mental de las personas. Cada día estamos más afectados de dolencias físicas y mentales, muchas veces provocadas por nosotros mismos, por nuestro estilo de vida poco saludable.

Cada día necesitamos más curas para nuestras dolencias que no nos permiten seguir con nuestra vida diaria de manera satisfactoria. Y, en un spa, podemos encontrar la solución a muchos de estos problemas. Seguro que esta sí es la razón por la cual estos centros de salud cada vez tienen más éxito entre nosotros.

Necesitamos salud y tranquilidad.

El ritmo frenético que lleva nuestra vida actual hace que necesitemos muchas y grandes dosis de salud porque, si no, no podríamos hacer todas las cosas que hacemos a lo largo del día, de la semana y de los meses.

Si tienes alguna dolencia leve de huesos, músculos o articulaciones. Si tiene algún problema emocional o psicológico que no sea demasiado grave. Si te sientes agobiado, estresado, incluso aburrido te recomendamos que te aficiones a visitar estos centros de recuperación y belleza

SPA Wikipedia

Al igual que ocurre con el concepto de sauna, parece que el de spa también ha sido creado en la actualidad. Pero te vas a sorprender la tradición tan antigua que gira en torno a estos centros de salud.

Origen del concepto

En época romana, la ciudad belga de Spa era muy famosa por sus centros de aguas termales. Pero no solo en Bélgica, por todo el territorio europeo se podía encontrar más centros de este tipo.

Estos centros se componían de una serie de habitaciones donde se podían tomar baños de agua caliente o fría, también habían habitaciones que ofrecían baños de vapor. Además, algunos de estos edificios públicos de salud e higiene tenían la suerte de contar con un agua con propiedades medicinales y curativas.

Las aguas termales proceden de capas subterráneas de la Tierra cuya temperatura es más elevada, más de 5 ºC, que la temperatura superficial. Lo que otorga el beneficio a estas aguas es la rica composición de minerales que contienen que tienen el poder de ayudar a tratar algunas dolencias.

Existe otro origen del término spa. Según algunos entendidos, spa es un acrónimo procedente del latín que significa salus per aquam (spa), es decir, salud a través del agua.

Sea  cual sea su origen, lo que está claro es que ambas historias están relacionadas. Dos historias que cuentan con muchos siglos de antigüedad, lo que demuestra que el poder curativo del agua ya era bien conocido por nuestros  antepasados.

SPA En la actualidad

Hoy en día, tenemos la suerte de contar con centros donde la ciencia del agua puede ayudarnos mucho para combatir dolencias físicas y psicológicas. No hay que pensar en el concepto de spa como un lujo que solo está al alcance de algunos.

Invertir en salud no debe ser un lujo sino una necesidad porque el bienestar de unas personas es esencial para llevar una vida satisfactoria y feliz.

There are no comments yet, add one below.

Leave a Reply


You must be logged in to post a comment.